SharePoint

Secretaría Distrital de Salud de Bogotá

Skip Navigation LinksSDS_NOTICIA_SALA_PRENSA

  
Descripcion
  
  
  
  

El secretario de Salud Luis Gonzalo Morales habló con EL TIEMPO sobre el hacinamiento en los hospitales de la ciudad, una de las razones por las que este miércoles se declaró emergencia sanitaria.

¿Por qué se declara la emergencia sanitaria?

Ya son muchos los años de denuncias ciudadanas por la atención en urgencias de la red de hospitales públicos. Esto se declaró porque hay riesgos para la salud humana, sobre todo, por el grado de hacinamiento que se encontró.

¿La emergencia también afecta al personal médico?

Sí, en su salud física y mental. El estrés con que trabajan es preocupante. También nos preocupa la salud de los familiares de los pacientes, ellos reaccionan a las demoras y ahí es donde se presentan los episodios de agresividad.

¿El tiempo de atención a los pacientes es otro factor?

Claro. El hacinamiento hace que los tiempos de atención se alarguen, que se aumente la posibilidad de contagio de enfermedades respiratorias.

http://www.eltiempo.com/contenido/bogota/IMAGEN/IMAGEN-16499804-2.jpg12/05/2016Secretario de Salud
  

“Este proyecto presenta una ciudad a la que se accede en términos de infraestructura, espacio físico y servicios mercantilizados, y no en términos de garantías sociales. Es un lugar que oferta y no garantiza. Un sitio que podría asimilarse a un mercado en el que solo se adquiere de forma económica”. Esta frase no hace parte del repertorio petrista contra el alcalde Enrique Peñalosa. Es el juicio que el Consejo Territorial de Planeación Distrital (CTPD) dio sobre la visión de ciudad que plantea el mandatario en su proyecto de Plan de Desarrollo.

Ese grupo, que por ley debe emitir un concepto sobre el plan antes de que la administración lo presente al Concejo, lo integran 100 consejeros que representan 22 sectores de la sociedad civil: desde organizaciones de jóvenes, mujeres y LGBTI hasta gremios económicos y de propiedad horizontal. El 29 de marzo entregaron el documento, de 304 páginas, con el fin de que el alcalde y su equipo decidan si acogen las recomendaciones. Aunque no están obligados a hacerlo, sí se trata de una voz que le permite a la administración tantear sus propuestas ante una audiencia representativa y calificada.

Por eso es muy elocuente esa dura crítica a la forma como Peñalosa concibe la ciudad, aunque, cabe aclarar, no todo fue negativo. El documento destaca los énfasis en la atención y protección a mujeres, discapacitados y animales, y la intención de generar corredores ambientales y de fortalecer las alcaldías locales. También, la intención de convertir a Bogotá en un foco de atracción turística y de mejorar la eficiencia administrativa por medio de la tecnología.

Hubo, de acuerdo con Martha Triana, presidenta del CTPD, 88 propuestas de la Alcaldía que fueron de buen recibo para los consejeros. Los desacuerdos, sin embargo, fueron 200. Y, como es de esperarse entre un grupo tan diverso, internamente no siempre hubo consenso, como con la propuesta de Peñalosa de urbanizar parte de la Reserva Van der Hammen.

Las observaciones abarcan varios frentes. Una tiene que ver con la financiación: a juicio de los consejeros, el Gobierno no aclara de dónde sacará la plata para costear un plan tan ambicioso ($88,7 billones en cuatro años) y dudan de que las Asociaciones Público Privadas (APP), con las que Peñalosa busca financiar $30 billones, no les generen ningún costo a los ciudadanos, pues los privados de alguna forma deberán recuperar su inversión.

El secretario de Planeación, Andrés Ortiz, responde que las APP no necesariamente tocarán el bolsillo de todo el mundo. Pone el ejemplo de la ampliación de la Autopista Norte, donde quieren poner peajes solo en los carriles nuevos, para quienes decidan usarlos. “También debo aclarar que el alcalde ha dado la instrucción de que las APP no se implementen en aspectos sociales”, explica el funcionario. “Se plantea para infraestructura hospitalaria ($2,5 billones), pero sería para una segunda fase y estamos evaluando los mecanismos para llevarlo a cabo”.

El CTPD también critica que lo social carezca de financiación suficiente, mientras “la prioridad que le da a infraestructura y movilidad es notoria”. Y agrega: “las estrategias para construir comunidad, como son seguridad, justicia, derechos humanos, víctimas, paz, posconflicto, tienen solo el 2 % de los recursos asignados”. El 51 % del presupuesto, además, está concentrado en movilidad. Ortiz responde que la apreciación es equivocada. Primero, porque en el proyecto lo social no es un aspecto independiente, sino que atraviesa “todos los pilares del Plan. En movilidad, por ejemplo, incluimos los subsidios a los pasajes de Transmilenio”.

Apunta, no obstante, que se debe tener en cuenta que heredaron una situación económica compleja en la que muchos aspectos de salud y educación, que eran financiados con ingresos recurrentes producto de impuestos, también recibían financiación de fuentes extraordinarias, como utilidades de empresas de servicios públicos. Este último aporte no se hará más. Anunció finalmente que también requieren recursos para cubrir el déficit del SITP.

Ortiz es consciente de que la evaluación fue dura, pero la toma con tranquilidad. Ya discuten internamente qué acogerán, y entre esto se encuentra la necesidad de fortalecer la propuesta para las víctimas, en la que también les dieron un jalón de orejas. Hay que tener en cuenta que el Plan de Desarrollo sigue en construcción y, además del concepto del CTPD, la Alcaldía analizará las 15.000 propuestas que los internautas le han hecho en la plataforma www.bogotaabierta.co y en encuentros ciudadanos.

El proyecto deberá estar listo para radicarlo en el Concejo el próximo 29 de abril. Allí, después de esta evaluación de corte cívico, se dará el debate partidista.

http://www.elespectador.com/files/imagecache/560_width_display/imported/6fc189ded1b9a1bdd8470101f455a42d_1460583329.jpg14/04/2016Los consejeros de Planeación critican que el 51 % del presupuesto del Plan de Desarrollo se concentre en mejorar la movilidad. / Archivo - El Espectador
  

Es época de vacaciones y es probable que esté pensando en salir de paseo. Son muchas las cosas que hay que considerar de antemano: elegir el destino, reservar alojamiento, preparar las maletas, preparar la documentación necesaria para el viaje, asegurarse de dejar todo en orden en el hogar.

La clave es evitar inconvenientes y contratiempos, especialmente en aquellos días destinados a descansar. Hay trámites que suelen dejarse para último momento, especialmente aquellos que tienen que ver con la documentación del carro.

Por ello le presentamos cinco razones por las que usted debe contar con una póliza de seguro voluntario para su vehículo antes de salir de vacaciones:

  1. Antes de salir a la ruta hay que revisar el carro. Hay pólizas voluntarias que incluyen la revisión del carro previo a la realización de viajes para asegurarle una buena marcha en la ruta. Esto es recomendable porque, más allá de la obligatoriedad de la revisión técnico mecánica, es necesario asegurar el correcto funcionamiento del vehículo, la suspensión, la dirección, los frenos, el estado de las llantas, la puesta a punto del motor, el sistema eléctrico, las luces, medir el aceite, entre otros controles que le ayudarán a evitar accidentes al viajar.
  2. Es necesario estar cubierto ante cualquier eventualidad. Aún cuando se tomen todas las precauciones, pueden surgir situaciones inesperadas. Considere contar con un seguro que incluya asistencia con carro taller, servicio de grúa, servicio de desvare por pinchadura o por falta de gasolina para su vehículo.
  3. Aún cuando tengamos presente todas las precauciones necesarias, nadie está exento de sufrir un accidente. Según las cifras oficiales, sólo en la ciudad de Bogotá hubo 33.669 accidentes de tránsito durante 2014. Si usted y sus acompañantes cuentan con la buena fortuna de salir ilesos después de una colisión, tenga en cuenta que las averías en los carros involucrados pueden significar altas sumas de dinero. Considere asegurar su carro contra todo riesgo para no desmantelar el presupuesto del viaje en gastos en el mecánico.
  4. Considere contar con una cobertura por accidentes personales. Si algún pasajero resulta herido, su póliza podría responder con los cuidados médicos necesarios y sus respectivos costos. Según la póliza que contrate, esta ayuda puede cubrir accidentes en todo el territorio nacional, o incluso en accidentes de tránsito en otros países.
  5. Existen situaciones que pueden salirse de control y terminar en resultados lamentables. Según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses en 2013 hubo en Colombia 13,2 fallecidos por accidentes viales por cada 100.000 habitantes en promedio. Si usted se viera involucrado en un accidente con algún fallecido, su carro será inmovilizado y el conductor será interrogado. Ante tan estresante situación muchas aseguradoras pueden ayudarle en estos contextos ya que sus planes amparan gastos de asistencia jurídica en procesos penales y civiles.Asegúrese de contar con un respaldo de confianza.

Por ello, prepare sus vacaciones con tiempo y no deje todo para último momento. Recuerde además tener al día licencia de conducción, tarjeta de propiedad del carro, revisión técnico mecánica al día, SOAT y su seguro voluntario. Cotice ahora su póliza y elija la opción que más le conviene.​

16/03/2016