Sign In

¿Qué son las Vacunas?

Las vacunas son muy importantes para el cuidado de la salud de toda la comunidad, ya que son las encargadas de protegernos de numerosas enfermedades muy graves que afectan sobre todo a los niños y a las niñas. Las vacunas se obtienen inactivando o debilitando el microorganismo que causa la enfermedad, para que cuando se aplique a una persona, el cuerpo produzca defensas contra esa enfermedad, las cuales lo protegerán de padecerla.

¿Por qué debo vacunar a mi hijo?

 Los niños necesitan vacunas para protegerse de enfermedades peligrosas. Estas enfermedades pueden tener complicaciones graves e incluso, provocar la muerte.

¿Qué tan seguras son las vacunas?

Las vacunas son muy seguras. Sin embargo, hay que tener precauciones con algunas, las cuales serán indicadas al momento de la vacunación. El esquema de vacunación de Colombia está avalado por la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP) y la Asociación Las vacunas son muy importantes para el cuidado de la salud de toda la comunidad, ya que son las encargadas de protegernos de numerosas enfermedades muy graves que afectan sobre todo a los niños y a las niñas. Las vacunas se obtienen inactivando o debilitando el microorganismo que causa la enfermedad, para que cuando se aplique a una persona, el cuerpo produzca defensas contra esa enfermedad, las cuales lo protegerán de padecerla.

¿Por qué debo vacunar a mi hijo?

 Los niños necesitan vacunas para protegerse de enfermedades peligrosas. Estas enfermedades pueden tener complicaciones graves e incluso, provocar la muerte.

¿Qué tan seguras son las vacunas?

Las vacunas son muy seguras. Sin embargo, hay que tener precauciones con algunas, las cuales serán indicadas al momento de la vacunación. El esquema de vacunación de Colombia está avalado por la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP) y la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN), entre otras. Los riesgos de contraer una enfermedad grave por no administrar la vacuna son mucho mayores que el riesgo de que la vacuna produzca una reacción grave.

¿Cuáles son los efectos secundarios de las vacunas?

Algunas vacunas pueden tener efectos secundarios, los cuales pueden ser: fiebre leve, salpullido o dolor en el lugar de la aplicación.

¿Qué reacciones generales puede tener la vacunación?

La fiebre, el llanto y el malestar general son los efectos adversos posvacunales más frecuentes. De las vacunas que ocasionan reacciones adversas con mayor frecuencia está la DPT, a esta vacuna se atribuye el llanto prolongado. La vacuna antisarampionosa puede ocasionar a la semana (o más días), una leve erupción en la piel tipo rach o sarampión leve, mientras que la vacuna antirubéola ocasiona dolores articulares. En ambos casos el vacunado se recupera sin problemas. Cabe agregar que este tipo de manifestaciones son cada vez menos frecuentes por el avance logrado en la purificación de las vacunas, de tal manera que actualmente estas reacciones se están superando ampliamente.

¿Qué reacciones locales puede tener la vacunación?

Aparecen en el lugar de la aplicación de la vacuna, desaparecen sin ningún problema y pueden consistir en procesos inflamatorios: dolor, calor y rubor. Si la vacuna fue aplicada por vía subcutánea se manifiesta primero con dolor en la zona de la aplicación, seguido de enrojecimiento. La reacción local se puede considerar como una manifestación esperada y totalmente tolerable por parte del niño o niña vacunada. De las vacunas de aplicación actual, la BCG es la que causa una reacción local más significativa, una pequeña ampolla que perdura por semanas, considerada normal.

¿Qué hacer frente a las reacciones?

Después de ser vacunados los niños y niñas pueden o no presentar reacciones a la vacuna. Por lo general estas reacciones son leves y pueden ser aliviadas en casa sin necesidad de acudir a un centro médico. En algunos casos se presentan signos y síntomas que no son causados por las vacunas, si no que su aparición se debe a simple coincidencia, motivo por el cual es importante estudiar cada caso en particular.

Enlaces